Make your own free website on Tripod.com

        

 

FUNDACIÓN

 

El origen del Instituto Parroquial se remonta al año 1948, en la parroquia central de Bello, párroco el Presbítero Rogelio Arango.  Fue establecida una asociación que se llamó “Sociedad Jesús de la Buena Esperanza”, bajo la dirección del Padre Tulio Herrera; con las más nobles aspiraciones de solucionar en parte, algunos problemas de nuestro pueblo, la educación. Sociedad que fue realizando sus proyectos de beneficencia hasta el año de 1958, momento en el cual nació la idea del INSTITUTO PARROQUIAL JESÚS DE LA BUENA ESPERANZA.

 Gracias a la dinámica y constante labor del Párroco de Nuestra Señora del Rosario, Presbítero Carlos Gustavo Pérez Mejía, se da el principio a dicha obra con grandes proporciones para un futuro no muy lejano, proyectándola con su inteligencia, celo sacerdotal al campo de lo social. El Instituto da a la juventud Bellanita nuevos horizontes en el campo intelectual, a fin de posibilitarle en una mañana ciudadanos a la Patria y a la Iglesia.

 “Inexplicable y maravilloso ante lo humano, es simple el génesis de Dios”.  Confiando en él y en la generosidad de los fieles, se inició la construcción de la primera planta física que en sus comienzos, abril 3 de 1959 acogió: 207 alumnos, 7 profesores, una secretaria, un pagador, tres empleados de mantenimiento, 8 aulas, 1 secretaria, biblioteca con obras selectas, habiendo adquirido licencia de funcionamiento mediante Resolución Nº 5937 de 1959.

 En 1960 la institución contaba con una segunda planta física bien adecuada. Año en el cual se presentó la primera visita de inspección, siendo rector el Padre Máximo Alzate López.

 En 1961 la obra tocaba a su fin, siendo el mismo rector, se presentó la segunda visita de inspección, a partir de la cual se dio un reconocimiento oficial provisional, mediante sendas resoluciones emanadas del Ministerio de Educación Nacional así: bachillerato femenino, resolución Nº 3310 del 25 de julio de 1961; bachillerato masculino, resolución Nº 3313 de la misma fecha; comercio femenino, resolución Nº 3380 del 27 de julio de 1961; quinto elemental femenino, resolución Nº 3485 del 31 de julio de 1961; quinto elemental masculino, resolución Nº 3379 del 27 de julio del mismo año.  En virtud del decreto Nº 1003 del 8 de mayo del año anterior se constituyó la sociedad de padre de familia, como la fundación de la banda de guerra.

 En 1962 tuvo lugar la tercera visita de inspección, dando aprobación a los cursos existentes. Además se entregó la primera promoción de graduadas expertas en comercio.

 1963: Se obtuvo la aprobación de todos los cursos a  partir de la cuarta visita. El alumno fue beneficiado con varios servicios a saber: Residencia social, Médico, Odontología, dándose la segunda promoción de comercio siendo rector el Pbro. Carlos Pérez Mejía.

 1964: finalizada la quinta visita de inspección se dio la aprobación definitiva  del bachillerato a la vez que la primera promoción del mismo.

 1965 En este año se obtiene la cuarta promoción de comercio, como la segunda promoción de bachilleres.

 1966 Año  en el cual quedó completa la sección de primaria masculina y femenina al igual que el bachillerato nocturno. El mismo rector separó las dos secciones. Al final del curso se obtuvo la quinta promoción de comercio y la tercera promoción de bachillerato.

1967 Funcionamiento de kínder. Hasta el 30 de julio del mismo año el Rector Pbro. Carlos Pérez Mejía fue reemplazado por una junta compuesta por  Pbro. José Antonio Carvajal Medina, Pbro. Jairo Piedrahita M., Pbro. Argiro Ochoa Velásquez. El 3 de agosto fue nombrado rector de la Institución el Pbro. José Antonio Carvajal Medina, entregando  la rectoría luego al Pbro. Tiberio Berrío López, a quien le correspondió la sexta promoción de comercio y la cuarta promoción de bachilleres, en el mismo año se aprueba el bachillerato nocturno y se obtiene la primera promoción de graduados.

1968 Se obtiene la aprobación definitiva de la primaria, como a su vez la séptima y última promoción de comercio y quinta promoción de bachilleres Diurnos y la segunda comisión de bachilleres nocturnos.

1969 Sexta promoción de bachilleres diurnos y la tercera promoción de bachilleres nocturnos.

1970 Séptima promoción de bachilleres diurnos y la cuarta promoción de bachilleres nocturnos.

1971 Octava promoción de bachilleres diurnos y quinta promoción de bachilleres nocturnos.

1972 Novena promoción de bachilleres diurnos y sexta promoción de bachilleres nocturnos.

1973 Décima promoción de bachilleres diurnos.

1974 El 20 de agosto del año en curso asume la rectoría el Pbro. Jesús Saldarriaga Arango y se da la décima primera promoción de bachillerato diurno.

1975 Décima segunda promoción del bachillerato diurno y fundación de la jornada adicional. 

1976 Décima tercera promoción de bachillerato diurno.

 

1977 Se reinicia el preescolar. Del 11 de julio al 11 de agosto  tuvo a su cargo la rectoría el Pbro. Jairo Piedrahita  Mesa y el 13 de agosto del año en curso asume la rectoría  el Pbro. Gustavo Calle Giraldo, a quien le corresponde la décima cuarta promoción de bachilleres.

1978 Funcionan dos grupos de preescolar. Se crea bienestar estudiantil y la asesoría académica. La tuna del plantel adquiere gran prestigio no solo dentro de la institución sino fuera de la misma. Se suprimen los textos y son reemplazados por guías  elaboradas por los diferentes departamentos. Se pone en vigencia la atención de capellanía.  Décima quinta promoción de bachilleres.

1979. Se inicia la rectoría  del Pbro. Gustavo Calle Giraldo, con un número de 4500 alumnos y 100 profesores. Décima sexta  promoción de bachillerato. Se inicia la evaluación institucional.

 

1980  Décima séptima promoción de   bachilleres.  La Institución cuenta además con cuatro directores de jornada los cuales con el Rector conforman el Consejo Directivo, el Consejo Académico esta constituido por un asesor y siete directores de departamento Pastoral, Ciencias, Educación Física  y Deportes, Idiomas, Matemáticas, Sociales, Vocacionales y Estéticas.  Secretaría en la cual laboran  cuatro empleados y se lleva a cabalidad   los libros reglamentarios. Tesorería con tres empleados en donde se reciben las pensiones y se paga al profesorado. Sección de ayudas educativas  con dos empleados. Sección de mantenimiento con trece empleados.

El Instituto Parroquial Jesús de  la Buena Esperanza, habiendo analizado  las premisas anteriores y consciente de esta necesidad, crea a partir del año 1978,  la sección de  BIENESTAR ESTUDIANTIL,  alcanzando sus beneficios no solo al alumnado sino también al profesorado y padres de familia, como una proyección social altamente aceptada. El Instituto a través de Bienestar Estudiantil tiene a cargo coordinar las siguientes actividades:

1.    Becas Estudiantiles

2.    Servicio Médico General

3.    Cruz Roja

4.    Movimientos Altruistas de la Juventud

5.    Representantes de Grupo y Capellanía.

 

Finalmente, los movimientos culturales a saber:

 

 

El 20 de enero de 1983 termina la administración del Pbro. Gustavo Calle y se inicia  una nueva administración a cargo del  Pbro. Francisco Javier Tobón  Lopera, quien durante mas de dos años estuvo muy al tanto  de las diferentes actividades relacionadas con la  academia  del I.P.J.B.E.

 

 

 

El 20 de septiembre  del año 1985 empieza la administración del Pbro. Germán Darío Zapata Luján,  quien hasta la fecha se ha encargado  de transformar  tanto en lo físico como en lo académico la vida   del Instituto, ahora después de 18 años  de gestión COLEGIO PARROQUIAL  JESÚS DE LA BUENA ESPERANZA.

 

 

SECCIÓN 2

 La educación de la básica primaria en la institución se da en el año 1985 cuando el entonces su fundador Presbítero Carlos Pérez Mejía inicia la primaria con dos grupos de quinto en la sección femenina y la primaria completa de kínder a quinto de primaria masculino, que funcionó durante este año en un local situado en la parroquia de Santa Inés, bajo  la dirección del Presbítero Enrique Ramírez y la colaboración de cinco educadores.

En el año 1966 con el traslado de los Hermanos de la Salle del actual edificio de la sección masculina a su local propio de Santa Ana, pasa la primaria a ocupar los actuales locales con anexos en la Parroquia de Santa Inés, Chiquinquirá y hogar Judith Jaramillo.

El Presbítero Carlos Pérez Mejía, en su segundo período de administración 1963-1967, estableció el bachillerato y la primaria. Sitúa la Sección Femenina  en el local que antes funcionará como Institución. A partir de 1966, el local que hasta un año funcionará como Institución de la salle de Bello, pasa a ocupar la Sección Masculina del Instituto Parroquial “Jesús de la Buena Esperanza”.

En este  su primer año de funcionamiento de la primaria, queda bajo la elección del Presbítero Enrique Ramírez, Párroco de Santa Inés y del educador Jorge Tascón.  La parte académica  se rige por el decreto 1710 de 1963.

En 1967, se inicia un nuevo año para la primaria ya que el Rector Presbítero José Antonio Carvajal, solicitó para la básica primaria su aprobación. En este mismo año el 3 de diciembre, el rector es reemplazado por el Presbítero Tiberio Berrío López quien dirigió la Institución hasta agosto de 1974.

Durante su administración la primaria adquiere su aprobación en 1968 mediante visita efectuada por el Inspector Nacional Luis Octavio Vásquez y resolución ministerial en 3944 del 8 de noviembre del mismo año; siendo directores de la primaria los educadores Ángel Osorio en   la Sección Masculina y doña Rosalba Boder Brand en la Sección Femenina.

A partir de 1970 hasta 1974 colaboraron con el presbítero Tiberio Berrío López como directores de la primaria. Don Ángel Uribe Brand y Doña Rosa  Boder Brand en las secciones masculinas y femeninas respectivamente.

En cuanto al proceso académico, la primaria inicia una serie de reformas en los programas con base al decreto 1710, con la implantación de las  Guías didácticas, cuya aplicación dura dos años.

El 2 de Agosto de 1974 es nombrado rector el Presbítero Jesús Saldarriaga Arango, en su administración fundó el Kinder y lo dotó de buen local. En la parte académica se preocupó por la capacitación del cuerpo  docente.

En este periodo la Primaria fue dirigida  por los educadores Ángel Uribe Brand y Cristina Ceballos. Se continúa con la aplicación de las Guías Didácticas, bajo la denominación de “Guías Alemanas” y se inició la aplicación del sistema de educación personalizada  en los grados primeros. En la parte   administrativa, se  inició la doble jornada y la asesoría académica.

El 13 de agosto de 1977 le corresponde la dirección de la Institución al Presbítero Gustavo Calle Giraldo. Durante su administración se organizan las diferentes áreas en Departamentos, Se define el comité Académico y en la Biblioteca, se deja una Sección para la Primaria. Orienta la primaria masculina la señora Rosalba Moreno y La primaria Femenina la Señora Cristina Ceballos.

Como innovación en la primaria, el método “Sucre” en los Grados Terceros  y Cuarto. Para el efecto, El profesorado de la primaria  recibe una esmeralda  preparación  así, como para el sistema de evaluación y aplicación de objetivos.

En el año 1983 y con la orientación del presbítero Francisco Javier Tobón se continúa con la departamentalización  y utilización de guías didácticas.

A partir de 1985 en el proceso académico se aplicaron los decretos 088 y 1419de 1978 alusivos a la “renovación curricular “en los grados primero, segundo y tercero de la básica primaria, una vez que los educadores recibieron una buena orientación para este nuevo sistema de innovación educacional.

El 5 de febrero de 1986, bajo la dirección del Presbítero Germán Darío Zapata Luján,  se crea la primaria de “renovación curricular”  y pare el efecto fue asignada como Jefe de  Departamento a la  educadora Ana Sofía Hurtado Hernández  y fue  programado un curso entre el cuerpo docente de la primaria para formular los objetivos que debe perseguir el nuevo departamento, así como para la adopción del símbolo que lo caracteriza de los demás departamentos  de la Institución.        

En 1987 el departamento “curricular” hace énfasis en el trabajo de “UNIDADES INTEGRADAS”  para los grados primeros, segundos y terceros. Se programan también actividades coacadémicas que tengan en cuenta el interés  y las necesidades de los alumnos.

En 1993 se cambia el nombre del departamento por departamento de “preescolar y primaria”.

Cada una de las secciones cuenta con una sala para material didáctico es impulsaba las visitas  de los niños a la biblioteca, los padres de familia participaban en talleres para realizar material didáctico.

En 1996 bajo dirección académica del Licenciado Hugo Fernando Sierra Echeverri se organizan los proyectos de departamento. Se da un mayor impulso a las salidas pedagógicas.

En 1998 la institución con el fin de mejorar  la calidad educativa de los educandos organiza las unidades académicas (antes departamentos), de tal manera que se convirtiera en verdaderos centros de estudios para elevar el rendimiento académico de los alumnos.

En 2000 se busca un nuevo eslogan y símbolo de la unidad académica de tal manera que responda a las exigencias que requiere el proceso educativo en le siglo XXI.

En 2001 llega a la jefatura de la unidad docente de preescolar y primaria el Magíster José Hugo Hidalgo Giraldo y continúa como jefa de la unidad académica  la Socióloga  Ana Sofía  Hurtado Hernández como capellán el Pbro. Elkin Oviedo y como orientador escolar, el Licenciado  Bernardo Sánchez Guerra. Durante este año  se creó el Salón Colombia,  se potenció la orientación escolar  de preescolar  y primaria.

 En el año 2002 se organizaron los grupos de preescolar y primaria en la jornada y continúa el Magíster  José Hugo Hidalgo Giraldo como jefe de la unidad docente y académica de preescolar y primaria y se potenciaron las salas infantil, material didáctico, cómputos para los educadores y se unificó una sala de profesores para la integración y comunicación.

Para el segundo semestre del año 2003, pasa el Doctor José Hugo Hidalgo a la dirección de las jornadas en la sección uno,  comienza su administración en la sección dos el Licenciado Germán Alexánder Fernández .

 

SECCIÓN 3

En el año 1998, bajo la administración del Rector Pbro. Germán Darío Zapata Luján, se tomó la decisión de adquirir una finca, esto con el fin de que los alumnos tuvieran un espacio pedagógico en el cual se desarrollen mucho más sus potencialidades creativas y de libre esparcimiento. Dicho lugar tiene como nombre: Casa de Encuentros Manantial Esperancista, el cual cuenta con servicios de zona húmeda (piscinas, turco, sauna), amplios espacios para la recreación, coliseo, lago de pesca, alojamiento.

Los alumnos cada año tienen la posibilidad de asistir a dos salidas de integración y recreación

  

          

                 

 

Pbro. Carlos Gustavo Pérez Mejía

Nuestro Fundador

 

Comenzó en 1959 hasta el 30 de junio de 1967.

 

Nació en el municipio de Sonsón, el primero de abril de 1918. Sacerdote de recia personalidad y brillante trayectoria en el campo educativo.

 

Tomó la dirección del Instituto Parroquial Jesús de la Buena Esperanza a partir del año 1957 y con la creación de la Residencia Social "Jesús de la Buena Esperanza".  Este fue el paso inicial para que en el curso de 1959 diera albergue a la aulas del Instituto el primer grupo de jóvenes con ansias de estudiar.

 

Su anterior valor lo acompaño demostrando también que era un hombre de letras, gran orador, incansable apóstol, quien se propuso iniciar la difícil tarea de organizar y sentar las bases de esta Institución cuya heterogeneidad y grandes proporciones exigían un inteligente y hábil conductor, que no reparó en gastar su fuerza física y parte de sus bienes en la construcción y conservación de la obra. Por su entrega y amor a la educación, recibió una condecoración, consiste en el escudo de oro del Instituto en el año de 1967.

Fue bautizado por el ilustre poeta Sonsoneño, Presbítero ROBERTO JARAMILLO ARANGO, autor de Ia letra del HIMNO DE NUESTRO INSTITUTO.

Hizo el Padre Pérez, sus estudios de primaria en su ciudad natal y luego pasó a Medellín donde realizó sus estudios secundarlos y su carrera sacerdotal en el Seminario Conciliar. Recibió su ordenación sacerdotal el 1° de noviembre de 199 -

 Desde el inicio de su carrera combinó perfectamente su vocación de sacerdote y de Maestro desempeñándose en los siguientes cargos:

1957 a 1967 Párroco de Nuestra Señora del Rosario de Bello en 1967, en el mes de julio, con profundo dolor partió de su Instituto, para Ia Parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Girardota, donde se dedicó a Ia nueva construcción del Liceo Manuel José Sierra, dotándolo de una completísima Biblioteca. También allí se desempeño como docente.

Luego pasó a Ia Curia Arzobispal como Asesor Arquidiocesano de Pastoral Educacional de Secundaria, de allí fue trasladado a Ia Parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Ia Estrella.

En el año 1958 inicia Ia construcción de su INSTITUTO PARROQUIAL JESÚS DE LA BUENA ESPERANZA; su obra, Ia que llamaba siempre OBRA DE DIOS y por eso estaba seguro de que sería duradera y brillaría con luz propia.

El 3 de abril de 1959, satisfecho al ver el fruto de  su esfuerzo, el padre Pérez, orgullosamente, abre las puertas del lnstituto para permitir el  ingreso a los primeros 107 educandos prontos a disipar las oscuras sombras de Ia mente con Ia luz resplandeciente de Ia sabiduría divina, tal como lo dice, tan bellamente, nuestro Himno.

El padre Carlos Pérez era poseedor de una capacidad increíble para Ia oratoria, sus alocuciones y sus predicaciones aglomeraban multitudes; tenía una bella voz recia, clara y varonil, ojos penetrantes de color azul y una atractiva presencia física que inspiraba respeto y a Ia vez camaradería. Practicaba excelentes relaciones interpersonales. Contagiaba con su risa franca y fuerte. Sabía valorar al ser humano.

Sus deportes favoritos fueron el ciclismo y el baloncesto.

Durante el ejercicio de su docencia dictó las siguientes asignaturas: Moral Familiar y Profesional, Filosofía, Psicología, español y Literatura, Inglés, Francés y Latín, Correspondencia, Mecanografía, Técnicas de Oficina y Matemática.

Falleció en Medellín el 23 de Julio de 1976.

 

 

 

Pbro. Máximo Alzate López  

El Pbro. Máximo Alzate López colaboró en la fundación del IPJBE y fue el segundo rector de la Institución,  desde 1960 hasta 1967 también fue músico y le tocó mucho orientar  las primeras aprobaciones del CPJBE por parte del ministerio. Hizo la primera congregación del Instituto a Maria Auxiliadora el 13 de mayo de 1960. Distinguido  Sacerdote  quien con su  decidida vocación, consagración asidua y su celo por la moral  de los jóvenes, marcó derroteros  de mérito en  la Institución.

 

 

 

Pbro.   José Antonio Carvajal Medina

Agosto 3 de 1967 a diciembre 3 del mismo año.

 Sacerdote de excepcional bondad y grandes dotes de educador Integro. En el poco tiempo que rigió los destinos del plantel se granjeo el cariño y simpatía de cuantos le rodearon.

 

 

 

    Monseñor Tiberio Berrío López

Comenzó en diciembre 3 de 1967 hasta el 17 de agosto de 1973.

 Apóstol generoso, animado de una poderosa voluntad a toda prueba al servicio de un ideal, dinámico, cobijando con su presencia en los distintos campos de la actividad apostólica, especialmente la orientación de las conciencias y la ilustración de las mentes.

 Patrón inmejorable, quien supo sortear con acierto las dificultades de la época. Bajo su dirección se reconocieron las prestaciones sociales a los profesores y empleados; su estimulo con generosidad a sus subalternos con excursiones, bonificaciones, obsequios, préstamos y lo mas significativo: su amistad; las alegrías, los problemas, los triunfos y los fracasos de los trabajadores eran suyos y para todo había  una frase de felicitación  o una voz de aliento.

 Durante su administración se ampliaron los laboratorios de química, y física, así como las plantas físicas de ambos edificios  y dotó de algunos enseres a las mismas, demostrando así  su gran capacidad como financista. Fue condecorado con el escudo de oro del Instituto el 13 de abril de 1970.

 

 

 

   PBRO. Jesús Saldarriaga Arango  

Comenzó  20 de agosto de 1974 hasta el 10 de julio de 1977.

 

Sacerdote de relevantes cualidades, apóstol, celoso de su misterio; granjeándose la simpatía y aprecio tanto de los profesores, los trabajadores,  los alumnos, y los padres de familia

 

En las secciones tanto como femenina y masculina construyó sendos gimnasios para la práctica de la educación física, fomentó en  alto grado el deporte

 

Reabrió el Pre-escolar. Estimulo frecuentemente al profesorado e hizo efectiva la prima de antigüedad para los mismos.

 

 

 

   Pbro. Jairo Piedrahita Mesa 

Comenzó el 11 de julio hasta el 11 de agosto de 1977.

 En el corto tiempo que estuvo al frente del Instituto mostró grandes capacidades como administrador y financista, llevando a la Institución a mejorar muchísimos aspectos  incluyendo el nivel académico.

 

 

    Monseñor Gustavo Calle Giraldo 

 

Comenzó el 13 de agosto de 1977 hasta el 20 de enero de 1983.

Sacerdote de gran inteligencia y celo apostólico, quien desde los comienzos de su administración demostró una preocupación intensa y constante por la superación académica, cultural, artística, deportiva, económica y humana para personal docente, empleados y padres de familia

 Los cursos de capacitación para los profesores, la mejor organización de la tuna estudiantil, la consecución de algunas obras con destino a la biblioteca, los servicios médicos, de Sicoorientación  y bienestar estudiantil, la supresión de textos  y la utilización  de guías de trabajo para los alumnos , adecuación de sendas capillas en ambas secciones, en donde se rinde culto a Dios, la construcción del laboratorio de biología, la creación de la biblioteca estudiantil e infantil, la fundación de la cooperativa de empleados “COPIJUBE”  y la gran imagen que ha dado a la institución nos da muestra de ello.

 

 

 

 

   Monseñor Francisco J. Tobón Lopera 

Comenzó el 20 de enero de 1983 hasta el 22 de septiembre de 1985.

Una Persona culta y educada. Siempre respetuoso  de todos , amigo de la cultura  y de las buenas costumbres, dedicado  con todo el corazón  a las obras de Dios y su Sacerdocio, durante su período como rector estuvo  siempre dedicado a mejorar los diferentes aspectos  del Instituto y sus Educandos.

 

 

 

   Pbro. Germán Darío Zapata Luján 

 

Comenzó el 22 de septiembre de 1985. Actual Rector.

 

"Nadie Ama, lo que no conoce"

Esta es quizás una de las frases más significativas que éste sacerdote estudioso y de espíritu alegre ha promulgado durante los últimos 18 años de su vida, un administrador    de excepcionales capacidades, amigo de la cultura y del arte,  de los procesos bien estructurados y concretos.

En su desempeño  como Rector de la Institución ha trabajado incansablemente por darle al Colegio Parroquial Jesús  de la Buena Esperanza la categoría  de uno de las mejores instituciones de Bello, del Departamento y de Colombia. Persona de una bondad absoluta, dedicada a la noble causa  de  servir a Dios con el corazón y el alma,  de una sabiduría en vías de perfección como él siempre lo dice, un amigo  del progreso  y de visión muy bien definida.

Su pedagogía y capacidad de entrega hacen que nuestra Institución posea una estructura académica y administrativa dignas de admirar. Su apoyo constante a todos los eventos culturales que posee el Colegio, pasando por todas las actividades coacadémicas hasta llegar a su adorada Banda Marcial.

Todo un legado  de entrega y amor por lo que se hace es lo que demuestra el Padre Germán, su sentido de pertenencia  y su vocación  de servicio  son la mejor arma para afrontar el regalo perfecto que Dios nos regala,  la existencia.

Su gestión hace que la planta física tanto de la Sección Uno bachillerato, como  de la Sección dos primaria, cuenten con los mejores espacios  para la formación integral de los alumnos esperancistas, La Casa de Encuentros Manantial Esperancista, laboratorios, salas de cómputo, salas de lectura, biblioteca, Heráldica  de Antioquia, Sala museo, gimnasio, auditorio, sistema cerrado de televisión y sonido, y muchísimos más elementos que hacen del C.P.J.B.E. una institución educativa que mira hacia el futuro con un Norte bien definido, gracias al optimismo y la perseverancia  de este personaje de alma noble y ejemplo  de evangelio.

 

 

 

 Volver a Principal